No, no… No tengo humedad!!!

Así  me dijo el propietario, todo convencido; y yo le dije: » No ni ná…»

   
    
   
Qué útil es la termografía…