Cámara térmica de bolsillo Flir C2… Te interesa !!!!!

Presentada la nueva cámara termográfica de bolsillo Flir C2: es la primera cámara térmica de bolsillo del mundo y completamente equipada, diseñada especialmente para aplicaciones de construcción. Llévala siempre consigo si deseas estar preparado en todo momento para encontrar y mostrar patrones de calor ocultos que señalan un derroche de energía, defectos estructurales, obstrucciones de fontanería, problemas con la climatización, etc.

Nueva cámara termográfica Flir C2, la cámara térmica de bolsillo

Te interesa saber….

FLIR C2 – Características técnicas

FLIR C2 – Cómo funciona

FLIR C2 – Preguntas Frecuentes FAQ

Pide una demostración.

Quieres saber el precio ????…. Te sorprenderá

 

La termografía en el control de plagas

Reproducimos a continuación  un interesante artículo sobre la termografía como herramienta profesional en el control de plagas,  escrito por Ian Donovan,  director de prevención predictiva de Amperis.com. (gracias a Termografics)

Los materiales de construcción han mejorado cuantitativamente y la capacidad para encontrar plagas se ha dificultado, ya que los nuevos materiales de construcción dificultan la detección de plagas.
En los últimos años, la industria de plagas se ha percatado de que la termografía de infrarrojos puede ayudar, y mucho, en la detección de infestaciones de plagas, detectando la humedad latente de las estructuras. En este artículo se analiza la utilización de termografía para detectar patrones térmicos asociados a la infestación de insectos, la comprobación de los datos y dificultades especiales relacionadas con el proceso de observación.

Historia

El control de plagas existe desde el principio de la humanidad. Originariamente, nuestros antepasados, se higienizaban continuamente para quitarse de encima a los insectos. Esencialmente, el control de plagas de insectos se trata de una actividad que se basa en la vista, porque si se pueden ver, se puede acabar con ellos.
De esta manera, el hombre se tuvo que especializar en el control de plagas de insectos.
La profesión se expandió y avanzó.

El uso de productos químicos se convirtió en uno de las principales soluciones. Una vez se localizaba la plaga, el uso de productos químicos era la respuesta. La Industria descubrió una amplia variedad productos químicos que tenían gran éxito en el control de plagas, sin embargo, algunos de estos productos químicos, como el DDT, producen graves efectos secundarios como mutaciones y desintegración de cadenas de ADN, así como una progresiva resistencia de las plagas a los distintos productos químicos.

Llegaban los años 80 y la población de plagas comenzaba nuevamente a expandirse. Los profesionales de plagas, sin embargo, aún se basaban en la vista para localizar las plagas.

plaga de termitas

Los avances técnicos de la construcción, proporcionaron nuevos hábitos y fuentes de alimento para los insectos. Las placas de yeso han sustituido al torno y al yeso, proporcionando resistencia uniforme y facilitando la instalación, pero, por desgracia, se han convertido en una gran fuente de alimento para los insectos que se alimentan de celulosa, como las termitas.

Las pequeñas aberturas pueden permitir la entrada de pequeñas termitas aladas que pueden convertirse en una reina termita capaz de crear una colonia de millones de termitas o permitir la entrada de otras plagas de insectos como hormigas. Algunas plagas como las abejas no necesitan aperturas hechas por el hombre o por la contracción y dilatación natural de los materiales, sino que crean su propia entrada penetrando el material.

Las plagas de insectos viven prácticamente ocultas a la vista y casi siempre son descubiertas cuando salen de su escondite buscando comida.

Uso termografía como herramienta de detección de plagas

Hace unos años, un colega que trabaja en la industria de control de plagas le preguntó a un vendedor de cámaras de infrarrojos si podría encontrar termitas con la cámara.

Iniciaron numerosos ensayos con diversas cámaras y se dieron cuenta de que cuando visualizaban el interior de edificios plagados, se encontraba una refrigeración anómala. Existe una correlación entre la presencia de humedad y la posible presencia de plagas de insectos. También se descubrió que cuando observaban anomalías en las paredes o estructuras de madera, los defectos mostrados tenían una alta correlación con el daño que se había producido o se estaba produciendo, de nuevo, por las termitas. En ambos casos, las anomalías no eran visibles a simple vista.

Con resultados muy positivos, la utilización de cámaras termográficas y de infrarrojos se convirtió en una herramienta clave en el tratamiento de infestaciones de termitas. Hoy en día, una cámara de imágenes térmicas infrarroja es una herramienta casi imprescindible cuando estamos ante una plaga.

conductos de termitas vistos con infrarrojos
Conductos de termitas vistos con infrarrojos

termitas en el techo vistas con cámaras termográfica
Termitas en el techo vistas con cámaras termográfica

El uso de cámaras de infrarrojos como herramienta de control de infestaciones de plagas en la industria difiere de su uso para la inspección de circuitos eléctricos, inspección de materiales refractarios o de la inspección de máquinas o equipos. En la mayoría de estos casos, las emisiones térmicas de alta temperatura y de las imágenes de infrarrojos son fácilmente evidentes.

Por otra parte, las inspecciones que utilizan imágenes infrarrojas en control de plagas consisten casi en su totalidad en emisiones bajas o muy cercanas a la temperatura ambiente con cambios a veces muy sutiles. No sólo se necesita el ojo experto de un termógrafo, sino también una comprensión, análisis e interpretación apropiados de las imágenes Infrarrojas. Entender los principales factores que están asociados con los problemas de plagas de insectos es requisito absoluto. Conocer y entender otros factores que se asocian con otras plagas, problemas tales como matices estacionales y regionales también conducen a la correcta interpretación y el análisis de las imágenes.

Cualquier termógrafo que preste servicios en la lucha contra las plagas debe ser consciente de que en una gran mayoría de los casos, las anomalías pueden ser muy pequeñas y pueden ser fácilmente pasadas por alto.

Localizar una infestación de termitas en su primera etapa, podría ahorrar miles e incluso decenas de miles de euros en daños. Por otra parte, la localización de tóxicos derivados de estas plagas puede prevenir enfermedades.

Usos adicionales de la termografía en el control de plagas

La termografía es de gran ayuda para localizar roedores y nidos de pequeños animales dentro de las paredes o estructuras, dado que esas criaturas son de sangre caliente. El proceso de detección de plagas incluye el examen de elementos tales como paneles eléctricos, cañerías, y no es extraño encontrar problemas eléctricos como cables y circuitos defectuosos, conexiones sueltas o escapes.

Mientras se realice la inspección, pueden aparecer defectos en el aislamiento, filtraciones de aire del exterior, conductos agrietados, pérdidas de frio y calor.

Como el uso de imágenes térmicas permite ver el interior de las estructuras, el uso de estos aparatos es una herramienta esencial para localizar los lugares apropiados para los tratamientos químicos que acabarán con la plaga. Si se deja sin tratar una zona, puede convertirse en el lugar donde la plaga pueda sobrevivir.

Como parte del programa de tratamiento de plagas, son necesarios dos factores para un tratamiento de éxito:

  1. Primero, si hay un factor, como puede ser la humedad, que proporciona condiciones favorables, ese factor debe ser eliminado. El uso de imágenes térmicas confirmará que el problema de la humedad ha sido resuelto.
  2. Segundo, una vez que se ha efectuado el tratamiento, hay que confirmar la efectividad del tratamiento. La imagen térmica juega un papel muy importante en el proceso de confirmación.

Comprobación de datos.

En el proceso de inspección de plagas es importante entender que el proceso de detección también incluye la verificación de los datos y hallazgos. Las imágenes digitales e infrarrojas deben ser grabadas. El uso de equipo adicional para cerciorarse de la presencia o no de la supuesta plaga es un deber fundamental.

Desafios especiales

El exterminador de plagas se encuentra con desafíos inusuales, algunos de los cuales deberían ser tratados en profundidad en otro momento, sin embargo, ciertos retos deben ser mencionados:

  • El control de plagas por termografia debería ser considerado como una especialidad. Es más fácil utilizar la termografia si se tiene experiencia en el campo de la exterminación.
  • Pueden existir problemas estructurales. En las zonas donde existe actividad de termitas, puede haber fallos estructurales, el inspector debe tener conocimiento de esos problemas o fallos.

 

Localización de roedores

Localización de roedor en falso techo de escayola. Se aprecia claramente donde «está descansando»

Inspección temográfica en localización de roedor

 

 

Foto digital de la zona donde está localizado el roedor. ¡¡¡ Ahí está…. descansando en su rincón !!! 

 

 

Inspección Termográfica Intalaciones (II)

Localización de fuga en instalación de calefacción. Aunque se aprecia una zona amplia en tramo recto, la fuga se localizó en el codo posterior. El agua fugada se filtraba a través de la coquilla aislante que protege el tubo y salía por el empalme entre coquillas, en la zona de tramo recto.

Inspección temográfica en fuga de instalación de calefacción. Problema en codo de instalación

Termografía en Extremadura