Termografía

La TERMOGRAFÍA es una técnica no intrusiva que permite captar la radiación infrarroja del espectro electromagnético que emiten todos los cuerpos utilizando para ello cámaras termográficas. Conociendo los datos de las condiciones del entorno, como son la humedad y temperatura del aire, distancia al objeto a inspeccionar, temperatura reflejada, … y de las características de las superficies termografiadas, como es la emisividad, se puede convertir la energía radiada por el objeto y detectada por la cámara termográfica en valores de temperaturas. En la fotografía resultante cada pixel se corresponde con un valor de medición de la radiación y por tanto, con un valor de temperatura. A esas imágenes  “radiométricas” se las puede definir como“termografías o termogramas ”. Estas imágenes permiten observar las diferencias de temperatura de los materiales inspeccionados proporcionando diferentes aplicaciones tanto en el ámbito de la Edificación, como en el de las energías renovables y en procesos industriales. Hay tres motivos fundamentales que hacen de la Inspección Termográfica una herramienta fundamental y útil: no hay contacto físico, es bidimensional ya que se mide la temperatura de forma simultánea de dos o más puntos y se realiza en tiempo real.

Vídeo explicando qué es la termografía (Agradecimientos a FLIR Systems por la producción del vídeo)

Vídeo de la instalación del sistema BlowerDoor (Agradecimientos a eBuildings por la producción del vídeo)

Los servicios termográficos les interesa a todos las personas y entidades que de una forma u otra tengan relación con la edificación, obra civil y mantenimientos: Consultorías Técnicas, Servicios de Arquitectura, Constructores, Promotores, Administración, Centros de Peritaje, Aseguradoras, Administraciones de fincas, particulares… El uso de ésta tecnología permite la detección y entrega de información actual de la situación de un edificio, local, vivienda, instalaciones,… con temas relacionados con la eficiencia energética así como con otras patologías constructivas (humedades, fugas de agua, fallos de instalaciones…)

Aplicaciones de la Termografía:

Las aplicaciones de la termografía son muy amplias y diversas, pudiéndose utilizar para el control de calidad y optimización de cualquier proceso, tanto constructivo como industrial, así como para múltiples tareas de mantenimiento (tanto predictivo como preventivo). Se citan algunas de éstas aplicaciones en función del campo de actuación:

En Edificación

Las pérdidas de calor y el aislamiento son elementos claves para la eficiencia de los edificios y el confort de sus ocupantes. Para garantizar el cumplimiento de lo establecido en el Código Técnico de la Edificación (C.T.E.) como pueden ser: la verificación de sellados, aislamientos térmicos, insalubridad por humedades, etc…, es imprescindible la utilización de la termografía como herramienta fundamental para su inspección, tanto en obra nueva como en rehabilitación, siendo también muy útil para la detección de:

  • Pérdidas de energía a través de cerramientos (puentes térmicos, falta o fallos de aislamientos, incorrecta ejecución de cajones de persianas,…).
  • Identificación y localización de humedades de diferentes tipologías.
  • Identificación de estructuras ocultas.
  • Detección de filtraciones en cubiertas planas, determinado exactamente la localización de la misma, evitando demoliciones innecesarias y ahorrando en costes de reparación.
  • Hermeticidad de puertas y ventanas con identificación de los puntos de fuga de calor-frío (apoyo al test “Blower-door”)
  • Inspección del correcto secado de superficies ejecutadas.
  • Fallos en instalaciones de fontanería, climatización y eléctricas, con la detección de fugas en suelos radiantes y de calefacción, fallos en los aislamientos de las redes de tuberías, verificación térmica y visualización de la temperatura crítica de las condiciones de trabajo de los componentes de cuadros eléctricos,

Vídeo explicando las aplicaciones de la termografía en Edificación (Agradecimientos a FLIR Systems por la producción del vídeo)

Identificación de puntos calientes, fugas, defectos de funcionamiento, fallos que reducen la eficiencia de las instalaciones (verificación de células en paneles solares, defectos en soldaduras, juntas, identificación de grietas…), en:

  • Instalaciones solares fotovoltaicas.
  • Instalaciones termo-solares.
  • Calderas de biomasa…

En Procesos Industriales

Optimización del mantenimiento y control de:

  • Instalaciones eléctricas tanto en baja, media o alta tensión.
  • Instalaciones de climatización: motores, aislamientos…
  • Instalaciones térmicas: hornos, calderas, circuitos de distribución… mecánicos: desgastes, fricciones…
  • Depósitos y tanques de acumulación: niveles, pérdidas, sedimentos…
  • Detección de fugas, problemas en el flujo de fluidos, cámaras frigoríficas…

Vídeo explicando las aplicaciones de la termografía en el mantenimiento y el porqué de la termografía (Agradecimientos a FLIR Systems por la producción del vídeo)

 Ventajas:

  • Al ser una técnica NO INTRUSIVA, no existe ningún contacto físico con la superficie a termografiar, por tanto no hay peligro por contactos ni tampoco afectará al cuerpo o superficie de estudio.
  • El mantenimiento preventivo y predictivo de las instalaciones es más eficaz, reduciéndose las actuaciones necesarias de mantenimiento y reparación, localizando con exactitud y antelación los defectos y potenciales problemas.
  • Se pueden comparar zonas de la misma superficie ya que es bidimensional, visualizándose los procesos y variaciones en las temperaturas.
  • Si se pretende medir una instalación, no hace falta interrumpir procesos o el propio funcionamiento de la misma, alargando su vida útil.

Inconvenientes:

  • Capacidad limitada para la identificación de defectos internos si éstos no se manifiestan externamente en forma de temperatura así como los estados de carga de los elementos que puedan influir en la determinación de sus anomalías.
  • Los reflejos solares pueden confundir y enmascarar defectos debido a las interferencias solares; por ello puede ser necesario la actuación termográfica durante la noche o en días nublados para la correcta interpretación de los termogramas con la consiguiente demora en la obtención de la información.
  • Las reflexiones de algunos materiales (acero inoxidable, aluminio…) que pueden dar lugar a lecturas erróneas de temperaturas.
Fuga en junta entre paneles en horno de panadería
Humedad en esquina de baño por el exterior
Falta de aislamiento en cubierta plana con forjado reticular